PROBLEMAS DE VESÍCULA

Perdonar es una posible solución a prevenir.

La vesícula es un órgano pequeño que puede darnos grandes problemas si no se saben gestionar adecuadamente las emociones.

En la Medicina Psicosomática se la considera la caja de las emociones. La vesícula de la misma manera que participa en la digestión de alimentos también ayuda a digerir acontecimientos, y si no se consigue, ante un pensamiento obsesivo por una decisión que es incapaz de tomar, puede favorecer que la bilis gire y gire dentro de la vesícula y vaya cubriendo poco a poco las arenillas hasta convertirlas en cálculos.

"Perdonar el conflicto, perdonar la situación. Perdonar a las persona o personas y sobretodo PERDONARTE"

A nivel anímico, Hipócrates entre los siglos III y IV a e C, se dio cuenta que había relación entre el estado de ánimo y la aparición de los cálculos biliares. Relacionaba la tristeza, depresión y abatimiento con una bilis espesa de color oscuro. Tanto es así, que la relación de ánimo deprimido, la tristeza y la bilis espesa se llamó melancolía, que etimológicamente significa bilis negra.

La vesícula biliar almacena la bilis que produce el hígado para poder digerir y metabolizar las grasas. Cuando el hígado y la vesícula se cargan de toxinas, no pueden eliminar la bilis.

Los síntomas son problemas para digerir grasas, dolor brusco en el abdomen o entre los omóplatos, sabor amargo en la boca, digestión abdominal, migraña encima del ojo derecho, náuseas, cansancio después de comer...

Las causas son sentimientos de amargura, envidia, celos y profundo rencor, pensamientos rígidos, juicios, agresividad reprimida. Son sentimientos que se guardan hacia una persona, varias personas y en ocasiones a uno mismo por no ser capaz de resolver el conflicto o de tomar decisiones correctas. La persona piensa de una manera y actúa de otra. Per ejemplo quiere avanzar y no actúa dejándose detener por otros. Es más vulnerable la persona rígida que reprime sus sentimientos durante mucho tiempo.

Para sanar los problemas de la vesícula “y todos en general” la solución es el PERDÓN. Perdonar a las persona o personas y sobre todo PERDONARTE.

Afirmación: me perdono y me libero del pasado. La vida es amable y yo también.